La importancia de la Dureza a la hora de elegir el Abrasivo dureza knoop, dureza mohs, olivino, garnet, silicato aluminio

La importancia de la Dureza a la hora de elegir el Abrasivo

Existen variedades de abrasivos y diferentes tipos de funcionalidades de este material. Las combinaciones son múltiples. Por ello, es muy importante tener en cuenta una serie de factores a la hora de seleccionar un abrasivo para un determinado trabajo. Nosotros damos mucha prioridad al Tamaño de partícula, a la Forma, a la Densidad, así como a los distintos tipos de Dureza.

Te lo explicamos a continuación al detalle.


Tamaño de partícula

A mayor tamaño de abrasivo, mayor profundidad en la rugosidad, pero también una menor uniformidad. A medida que se reduce el tamaño de la partícula, se incrementa en gran medida la velocidad de limpieza, debido a que aumenta el número de partículas en el impacto por superficie. Sin embargo, en ocasiones, se precisan granos grandes para poder retirar las partículas incrustadas (óxidos, pintura vieja, suciedad fuertemente adherida, …).


Forma

Con un abrasivo redondo se obtienen superficies lisas y muy uniformes. Los abrasivos angulares dan como resultado superficies rugosas y menos uniformes. La forma también determina la densidad volumétrica, de forma que las partículas redondas o cúbicas tienen una mayor densidad volumétrica por partícula y por tanto una mayor fuerza en el impacto.


Densidad

Es uno de los factores que más determinan la productividad. A mayor densidad, en general, mayor productividad. Cuanto mayor densidad, las partículas impactan con mayor energía sobre la superficie y por tanto realizan mejor su trabajo. Pero también cuanto mayor es la densidad, mayor cantidad de material se utiliza por metro cuadrado, disminuyendo el rendimiento.


Dureza

Desde siempre se ha pensado que cuanto más duro es un abrasivo, mejor realizará su función, pero no siempre es así. Los abrasivos muy duros, durante el impacto tienden a perder mucha de su energía cinética en la rotura de sus partículas, generando polvo. Mientras que abrasivos más blandos transmiten directamente la energía cinética a la superficie, se rompen menos y generan menor cantidad de polvo. Por tanto a la hora de seleccionar el abrasivo, se debe escoger el que tenga la menor dureza pero suficiente para realizar la tarea que se le requiere.


Los abrasivos duros, retirarán las impurezas superficiales, la pintura, el óxido, y a la vez crearán un perfil rugoso superficial.


Los abrasivos blandos, como por ejemplo los vegetales (cáscara de nuez, grit de maíz), eliminarán la grasa y el aceite, la pintura por capas, y dejarán una superficie del sustrato sin alteraciones. Estos abrasivos se rompen durante el impacto, desplazando todos los contaminantes.


Usualmente se utiliza la dureza Mohs como referencia a la hora de escoger el abrasivo, pero no es el único tipo de dureza que se debe tener en cuenta. La dureza Mohs compara dos materiales, de acuerdo a una escala, en función de si ralla o no a los que se compara. Pero no da ninguna indicación de la fortaleza de su estructura cristalina y la facilidad o no a disgregarse en partículas menores.


La dureza Knoop en cambio da un dato más preciso sobre la dureza de una partícula en valor absoluto, y es perfecto para analizar partículas y micro partículas. Por lo que se puede determinar si un material es más duro que otro, aún teniendo la misma dureza Mohs.

 


Como se muestra en el gráfico anterior, el olivino, que tiene la misma dureza Mohs que los silicatos (hierro, aluminio o calcio), tiene una mayor dureza Knoop, muy similar a la del garnet, con lo que su desempeño como abrasivo será próximo al garnet y superior a los silicatos (escorias).


A continuación detallamos una tabla comparativa de abrasivos, con sus valores de dureza Mohs y Knoop.

 

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

  • CENTRAL y Sede Social: 
    Mayor 10, 48930 GETXO, SPAIN
    T +34 94 436 2030
    F +34 94 436 2030
    info@acomet.es 

 

  • Delegación BARCELONA:
    Rocafort 241-243, 6º-6ª,
    08029 Barcelona, SPAIN
    T +34 93 518 3936
    e comercialBCN@acomet.es

 

  • Almacenes:
  • SANTURTZI:
    Bº el Calero, Zona Portuaria ZAD II
    48980 Santurtzi
  • BARCELONA:
    Pol. Ind. EL CONGOST II,
    Camí del Raval, 4,
    08170 Montornés del Vallés
  • CADIZ:
    Pol. Ind. CORTIJO REAL
    Avda. Algerciras 20
    11206 ALGECIRAS